estrés4El 30% de los trabajadores de la Unión Europea sufre estrés en el trabajo, según un estudio de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

Todos hemos experimentado en algún momento de nuestra vida profesional la sensación de que todo se amontona y no somos capaces de atender a todos los frentes abiertos que tenemos en el trabajo. Eso es el estrés, el estado de cansancio mental provocado por las exigencias a las cuales sentimos que no podemos dar respuesta efectiva, obligándonos a mantener un rendimiento superior al normal.

Pero todo va por “rachas”; cuando creemos que no podemos más, algún frente se cierra, las tropas avanzan y se firma un tratado de paz. Y, como no, sobrevivimos.

Cerca del 45% de los españoles, lo sufre por incorporarse al trabajo de manera brusca, según un artículo de la revista ABC.

Incorporarse después del periodo vacacional es, sin duda, es uno de los momentos más conflictivos. Tras los momentos de relax y desconexión, toca volver al trabajo. Si bien no se puede hablar de enfermedad, sí que podemos decir que es un proceso adaptativo a la vida laboral que, para algunos, puede resultar más difícil que para otros, produciendo molestias físicas y/o psicológicas. A nivel físico, la persona puede presentar falta de energía, fatiga, sueño, dificultad para concentrarse… A nivel psicológico se puede apreciar falta de interés, irritación, tristeza o falta de motivación.

Todos hemos experimentado la añoranza de la arena y la brisa marina, o de la montaña y el aire puro, eso lo dejamos a gusto del veraneante. Pero, una vez más, entramos en rutina y sobrevivimos.

Consejos

chocolatecacahuetes

Poco a poco se acerca el verano y queremos ofreceros algunos consejos clave para hacer frente al estrés postvacacional, como practicar deporte, mantener el contacto con amigos y familiares o llevar a cabo una dieta saludable. En este último punto, vamos a ahondar, nos vamos a centrar en los 5 alimentos estrella para regular nuestros niveles de estrés.


  • Leche, ya que son ricos en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, hormona de la tranquilidad.
  • Verduras de hoja verde, como las espinacas o las acelgas, puesto que están cargadas de vitamina B, relacionada con las hormonas responsables del bienestar del sistema nervioso.
  • Chocolate, pero sin azúcar. No todos los chocolates son iguales, es importante escoger uno que tenga un porcentaje de cacao por encima del 70%. Entre los beneficios que aporta, se encuentra la liberación de endorfinas, que favorecen la relajación del sistema nervioso y regulan nuestro estado de ánimo.
  • Pescado,  mejor que carne y, si es azul, como el salmón o las sardinas, mejor todavía. El aporte de ácidos grasos omega 3, ayuda a disminuir los estados de nerviosismo y, además, mejora la salud cardiovascular.
  • Frutos secos, sus niveles de magnesio influyen positivamente sobre el sistema nervioso. Por este motivo, son perfectos para un almuerzo a media mañana.

¡Esperamos que pongáis en práctica estos consejos!

Comentarios

comments