Queremos ser partícipes de tu cambio. Llámanos 941 511 121.

¡Enhorabuena! Estás un paso más cerca de dejar de fumar y estás a punto de empezar a cambiar tu vida. Hoy es un buen día, tan bueno como cualquier otro. No más excusas, no es mejor dejarlo un lunes, ni es necesario esperar a comienzo de mes. Hoy es el día, pincha aquí.

Aquí os dejamos cinco pautas para hacer más fácil el camino y no fracasar en el intento.

¿Estás listo para dejarlo?

Tú y sólo tú debes tomar la decisión, es tu vida. Establece una fecha definitiva de inicio, cualquier día es bueno. Considera el motivo o los motivos por los que quieres dejarlo y posiciónate. Es un proceso de cambio personal que debe tener lugar en un ambiente normalizado y rutinario. Es tu decisión.

Busca planes alternativos

Identifica los momentos en los que deseas fumar o eres más propenso a hacerlo y, planea algo diferente para ese momento, una conducta sustitutoria de ese cigarrillo. Si, por ejemplo, fumas siempre después de comer, busca otra manera de finalizar la comida; quizás un paseo pueda ser la solución. Ponte creativo.

Haz ejercicio

Además de suponer una actividad placentera y beneficiosa para el organismo, resaltará las mejoras físicas de haber dejado de fumar; tu capacidad pulmonar será mayor, se transportará más cantidad de sangre y oxígeno a los músculos, sintiéndote más activo. Siente la energía.

Establece pequeñas metas

Plantea objetivos alcanzables a corto plazo y recompénsate por lograrlos. Piensa en el día a día, en el “hoy no fumo”. Cuando nos marcamos límites difíciles de alcanzar, tendemos a frustrarnos y a abandonar. No pierdas de vista el objetivo marcado. Aborda el reto poco a poco.

Aprovecha la ayuda profesional

Aunque sea la propia persona la que, de manera consciente, debe tomar la decisión de dejar de fumar, no tiene por qué recorrer el camino del cambio y la superación, sola. Rodéate de buenos profesionales, en CereLen|Psicopedagogía y Logopedia, queremos ser compañeros en tu camino.

Comentarios

comments